El deporte competitivo mixto es posible: el caso del Korfball

Actualizado: abr 21


Colectivo: Korfball


Lugar: Holanda


Antecedentes:

El origen del Korfball se remonta a la primera década del siglo XX cuando Nicolaas Broekhuijsen, un maestro holandés interesado en un deporte que pudiera realizarse en la escuela por niños y niñas, definió un conjunto de reglas inspiradas en el netball y en el ringball y fundó en 1903 la Asociación Holandesa de Korfball. La principal novedad de este nuevo deporte era la formación mixta de los equipos, compuestos por 4 mujeres y 4 varones.


Objetivos y metodología:

El objetivo del juego consistía en encestar el balón en una canasta sin tablero situada a 3 metros de altura similar a la de baloncesto. El deporte se popularizó muy rápidamente e impulsado por su fundador fue deporte de demostración en 1920 en las Olimpiadas de Amberes y en las de Ámsterdam en 1928. La federación internacional se creó en 1930. En su expansión inicial, el Korfball creo una fuerte polémica por su carácter mixto y muchos periodistas no le prestaron atención. La crítica hacia la moralidad de los jugadores y al uniforme de las mujeres que mostraba parte de las piernas afianzó los estereotipos y la discriminación y el deporte no despegó, se convirtió en minoritario y desconocido.


Resultados:

Pese a todo, en la actualidad es un deporte que ha alcanzado una extensión considerable. La federación internacional de Korfball (IKF) agrupa a 69 países (32 de ellos europeos), entre los más potentes se encuentran Holanda, Bélgica e Inglaterra, aunque recientemente China y otros países asiáticos se han unido al grupo de cabeza. España es uno de los pocos países europeos que no cuenta con federación nacional de Korfball. Sin embargo, Cataluña está asociada a la IKF y ocupó el 12º lugar en el ranking de 2018. La IKF no ceja en su empeño de volver a repetir como deporte invitado en próximas olimpiadas. No ha podido ser en Tokyo 2020, pero el Korfball atesora ventajas que hacen muy recomendable su extensión. La primera es su carácter mixto, su escaso contacto físico, y su prioridad al trabajo en equipo y al dinamismo sobre la fuerza. Esto posibilita un equilibrio que favorece el juego mixto. No requiere una infraestructura muy compleja, puede jugarse en canchas de baloncesto, también al aire libre, con un montaje sencillo de las canastas. La única regla inalterable es la mezcla de género.


Más información:

-https://korfball.sport/

-Korfball International Gender Relations Survey, 2016

-http://www.korfbal.cat/catalunya-es-consolida-com-el-5emillor-equip-de-korfbal-del-mon

10 vistas0 comentarios